Dr. Emilio Adolfo Rancaño Álvarez
C/ Virgén de Luján, 26. 41011 Sevilla, España
Seleccionar página

Medicina estética avanzada

Estamos preparados para cumplir sus expectativas

Toxina botolítica (Botox)

Definición: La toxina botulínica se utiliza con éxito en el tratamiento de la espasticidad, y hoy en día se utiliza en los síndromes de dolor, tales como la migraña, parálisis facial, parálisis espástica y otros trastornos similares. Además , las personas que sufren de sudoración ” excesiva ” ( hiperhidrosis ), a nivel de las axilas, manos y pies, puede beneficiarse del tratamiento con toxina botulinica. Las unidades de toxinas utilizadas para fines estéticos están muy por debajo de la dosis tóxica para el ser humano. La intoxicación alimentaria de botulismo se da por la ingestión de alimentos degradados y es una toxina diferente. El tratamiento con toxina botulinica en el tercio superior de la cara tiene resultados sorprendentes en la corrección de las arrugas de la frente, entrecejo y perioculares ( patas de gallo ).

Después del tratamiento hay un alto nivel de satisfacción, con pocos efectos secundarios ( moretones pequeños ) y sin reacciones alérgicas . El peligro real es el tratamiento realizado por médicos no expertos que pueden causar complicaciones , (afortunadamente esto es transitorio ) como el inyectar el producto en lugares equivocados . En el mercado hay diferentes tipos de toxina botulinica, debe utilizarse siempre y exclusivamente productos patentados y autorizados por Sanidad , para garantizar la seguridad .

Técnica de implantación : Se administra mediante agujas finas.

Duración : 30 minutos.

Indicaciones : Arrugas y marcas de expresión dinámica de la cara, sudación excesiva.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.CIOS Sevilla